Si un vinilo ha estado mucho tiempo pegado es posible que al retirarlo nos quede la silueta marcada en la pared debido a la cola del mismo vinilo. Inevitablemente con el paso del tiempo las paredes cambian de color y la zona donde estaba instalado el vinilo va a ser distinto del resto de pared.